09 jul 2014

Lástima tenernos que ir…

Iván
09 jul 2014

Mis hijos marchan preguntando, ¿cuando volvemos, mamá?

Carlota
09 jul 2014

Con la música a otra parte… y es que cuando se está tan cómodo no apetece marcharse.

Noelia y Simón
09 jul 2014

Cuando me he levantado me sentía feliz y cuando me fui triste.

Julián
09 jul 2014

Érase una vez, la casa del cura, un lugar encantador con personas maravillosas. Eran magos porque el fin de semana que pase con mis abuelos, amigos y papás nunca olvidaré.

Nora y Flia
09 jul 2014

Un fin de semana inolvidables con esa paz tan difícil de conseguir.

Susana
09 jul 2014

En estos días habéis conseguido encenderme “la chispita”.

Safira
09 jul 2014

Simplemente maravilloso. A la gente se le olvida la grandeza de lo más importante que tenemos, el corazón. Desde que llegamos todo fue perfecto. Aquí es más fácil ser feliz.

Jessica
09 jul 2014

Estrés, agobio, ruido, coches, malos humos, móviles y sólo un fin de semana bastará para sanarte. Eso sí, la receta mágica, la casa del cura. Seguid así.

Jordan
09 jul 2014

Quedan pocos sitios como éste. Trato familiar y hospitalidad. Un lugar para volver pronto.

Mamen y familia