03 jun 2014

Julio J. Gámez Ríos

0 Comment

Pasé el puente de final de Mayo en La casa del cura y puedo decir que no pude estar más cómodo y tranquilo. La sierra tiene ese ambiente propenso para relajarse y desconectar de todos los elementos de la ciudad que alteran nuestro organismo a diario. Espero repetir experiencia.

[top]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>